Evelyn Dewhurt, de la que de ahora en adelante te hablaremos como la señora Fuz, está considerada como la primera turista que tuvo Moraira. Esta británica, mujer moderna, viajera y deportista, llegó a Teulada casi por casualidad en 1956 y acabó viviendo en la Playa del Portet.

En Calpe había por entonces un parador nacional, que ahora ya no existe, en el que se alojaron grandes nombres de la cultura como Ava Gadner, Orson Welles, Bette Davis o Ernest Hemingway. La presencia de estas personalidades ayudó a situar la Costa Blanca en el mapa de los destinos internacionales de postín.

Hasta allí llegó para pasar unos días Mrs. Dewhurt. Como era una persona curiosa, se interesó por aquel pequeño núcleo de casas de pescadores que había a la sombra del Cap d’Or. Desde la estación de tren de Teulada bajó a Moraira y en ese momento se enamoró para siempre de este lugar, que entonces era una había prácticamente virgen.

Moraira antigua

Moraira en los años 50

Nos debemos imaginar la escena de una mujer de rasgos nórdicos, muy alta -de casi dos metros, una altura que le permitió ser una buena tenista que llegó a dispustar el Torneo de Wimblendon- vestida con pantalones bajando en el andén del tren de una Teulada que entonces era una población totalmente rural dedicada al monocultivo de la uva. Seguro que supuso un gran impacto para aquellos que la vieron.

La señora Fuz entró en un taller de bicicletas y se interesó por alquilar una para desplazarse hasta Moraira siguiendo el camino de 7km. Allí pasó el día, su primer día en Moraira.

La señora Fuz

La señora Fuz frente a su casa en el Portet

El comportamiento de aquella inglesa independiente, atrevida y moderna, que no entendía las estrictas normas por las que se regían las mujeres españolas de aquella época, despertó inquietud al principio entre los vecinos. Era lógico. Ella no tenía nada qué ver con ellos. Pero con el paso del tiempo fue muy bien acogida.

No fue hasta el año siguiente que la señora Fuz regresó y conoció El Portet de Moraira. Fue entonces cuando adquirió una propiedad situada frente al mar. Esta casa sería desde entonces y hasta en día de hoy conocida como la “Casa Fuz”. La ausencia de servicios turísticos y el desconocimiento por parte de los autóctonos de la lengua inglesa o sus costumbres empujaron a Evelyn a integrarse socialmente de forma exitosa.

Playa del Portet

La Playa del Portet entre finales de los 50 y principios de los 60

En la comarca de la Marina Alta, a la señora Fuz la precedieron otras personalidades acomodadas de Europa como los Swan y los Rankin en Dénia, si bien estos llegaron por motivos puramente comerciales. O los Lambert en Jávea, que también se integraron completamente en la vida del pueblo. Fueron los pioneros del turismo europeo que con el paso de los años ha convertido a Moraira y la Costa Blanca en un destino único e incomparable; tanto como lo fue la señora Fuz.

La información para este post ha sido extraída de este artículo publicado por Jordi Giner.